Bienvenido al desierto de Khalid. Leguas y leguas de arena ocre bajo una inmensa bóveda azul. Permanece aquí tanto como quieras; explora a tu voluntad, sorpréndete al descubrir un nuevo mundo cada mañana.

No esperes encontrar más compañía que la que tú mismo traigas; aquí el único que habla es el viento. Sin embargo, se dice que ciertos aventureros atraviesan esporádicamente estas tierras dejando marcas a su paso. No pierdas de vista el horizonte al caer la noche, así quizá puedas ver el destello de su hoguera junto a un oasis.

La geografía de este territorio es algo inusual. Puede que al remontar una duna te topes de pronto con algunos de los curiosos hitos que esconde el desierto. Para que no te extravíes, he aquí una breve relación de ellos y de la dirección en que deberás viajar para encontrarlos.

  • Asaltos despiadados. En esta zona vive una feroz tribu de beduinos que vive de la caza. Su presa favorita: los paradigmas de nuestra sociedad.
  • General. En pleno corazón del desierto encontrarás una cueva disimulada entre las rocas. En su interior descansa el secreto más preciado de este lugar: una gema que aprisiona su esencia y razón de ser.
  • Inventos. Hace varios años llegó al desierto un lunático inventor, huyendo de la incomprensión y el escándalo. Algunos de sus diseños se perdieron por aquí. Quizá aún puedas encontrarse algún boceto amarillento enterrado en la arena.
  • Miscelánea. El desierto es impredecible. Uno nunca sabe lo que puede encontrar en él.
  • Pensamientos Oscuros. El desierto puede ser un paraíso para el amante de la astronomía. Pero cuando las nubes cubren el espectáculo, la más negra de las noches se cierne sobre él. A veces se escuchan oscuras letanías que surgen de la negrura.
  • Personal. El primer visitante de este lugar todavía vaga por ahí. Si te topas con él y decides acompañarle en su travesía, probablemente termine hablándote de sus tribulaciones (sin importar si tú lo quieras o no).
  • Poesía y relatos. Como todo desierto que se precie, éste está plagado de espejismos. Déjate seducir por los coloridos escenarios que evocan.
  • Reflexiones. Rodeado de vasta soledad, puedes sentir la necesidad de conversar. Si escuchas atentamente, descubrirás una voz más allá de tus propios pensamientos. ¡A veces es la vida misma quien habla! ¿Quieres saber lo que dice?
  • Retazos de Cruentia. ¡Bingo! Has encontrado a la estrella de este desierto: Ariel Guerrero, la cuentacuentos. No dejes pasar la ocasión de compartir una velada junto al fuego con ella. Sus relatos de las aventuras de Khalid y sus camaradas te mantendrán despierto hasta el amanecer.

Aquí no necesitas brújula. Tan sólo escoge la dirección que prefieras. ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s